¿AMENAZA U OPORTUNIDAD?

Por Oscar Gómez

Estas semanas todo el mundo ha sido conmovido por las noticias que nos llegan desde Siria, producto de las migraciones masivas de miles de familias que salen arriesgando sus vidas con la esperanza de una vida digna.

No me quiero referir a las noticias lamentables de la muerte de los niños ahogados en las gélidas aguas de las costas de Turquía, ni tampoco al origen de esta catástrofe, ni menos a situaciones políticas o temas por el estilo.

Más bien, me quiero referir a las noticias referente a que nuestro gobierno a dispuesto recibir 100 o 150 familias inmigrantes en nuestro país.

Ya hemos sabido que en la ciudad de Osorno, sur de Chile, la cancillería está haciendo gestiones con familias de estas personas, y también pensamos que en el norte de Chile, donde existe una gran comunidad islámica, también se están preparando para recibirlos…. Entonces me pregunto:

Esta será una ¿amenaza o una oportunidad para la iglesia chilena?

Tal vez muchos digan: “No, que no lleguen, pues es probable que ingresen terroristas infiltrados a nuestro país”, o quizá digan: “¡¡¿Cómo es posible que islámicos entren a nuestro país con su fe, falsa doctrina a contaminar nuestro país?!!”

¡Eso es peligroso!, es una gran amenaza a nuestra Fe!, otros dirán:

“Ahora el gobierno capaz que les construya una mezquita!

Pero por otra parte, quienes servimos en la labor misionera, y aún más, quienes oramos, e informamos y nos preparamos para enseñar, enviar y a otros, a salir a hacer misiones al mundo islámico, ¡Dios mismo nos está dando una Gran Oportunidad!; El Señor de la Mies, nos está trayendo a nuestro propio país a familias islámicas que necesitan amor, que necesitan conocer verdaderamente cómo somos los cristianos, demostrando el amor de Jesús.

La iglesia chilena tiene una hermosa oportunidad sin tener que tener una Visa, sin tener que comprar un boleto de avión, sin tener que arriesgar su vida, sin tener que aprender una cultura diferente a la nuestra, de “tener la misma actitud de que tuvo Cristo Jesús” (Filipenses 2:5), de demostrar el amor de Jesús a estas personas que han sufrido tanto, y que tal vez, estén desorientados, confundidos y sientan que su dios “Alá”, les ha abandonado.

La Biblia señala:

Al extranjero no maltratarás ni oprimirás, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto.” (Éxodo 22:21)

“Cuando un extranjero resida con vosotros en vuestra tierra, no lo maltrataréis.” (Levítico 19:33)

“El extranjero que resida con vosotros os será como uno nacido entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto; yo soy el SEÑOR vuestro Dios.” (Levítico 19:34)

“El SEÑOR protege a los extranjeros, sostiene al huérfano y a la viuda, pero trastorna el camino de los impíos.”(Salmos 146:9)

Por lo tanto, Gracias damos al  Señor, que nos está dando esta Gran Oportunidad de orar, servir, amar y presentar a Jesucristo a nuestros inmigrantes islámicos que están llegando a nuestro país. ¡Bienvenidos!

 

Pr. Oscar Gómez

Director IMT, Instituto Misionero Transcultural

Pin It

Los Comentarios están Cerrados