Padre a prueba de balas

“El Señor es como un padre con sus hijos,tierno y compasivo con los que le temen”. (Salmo 103:13)
Angustiosamente la tarea de la paternidad ha sido desatendida en casi todas las sociedades del mundo, y muchos hombres inician este camino sin ningún tipo de preparación, pero lo más delicado, sin un adecuado modelo a seguir. Se lanzan a esta aventura muchas veces sin comprender a ciencia cierta que el padre cumple un papel vital en el desarrollo de niños emocionalmente saludables e integralmente equilibrados.
Mientras más feliz sea una pareja en el proceso de lograr crecimiento en su matrimonio, más capaz será de compartir esa felicidad con sus hijos. Educar a los hijos como hombres y mujeres de bien, es un asunto delicado y complicado que tiene como inicio la vida matrimonial. Esto significa que lo primero que debe hacer un padre es aprender a amar cada día más, primeramente a su esposa y luego, como consecuencia, a sus hijos. Indudablemente, este amor viene de Dios, y para experimentar este amor hay que amar a Dios con todo nuestro corazón.
No obstante la madre por lo general pasa más tiempo con los hijos, no podemos desfavorecer el rol del padre, puesto que él hace valiosas e irremplazables contribuciones al desarrollo de sus hijos. Es por ello que del padre, el niño aprende los rasgos masculinos que imitará y que formarán parte de su personalidad y desarrollo de su identidad social, aprenderá el rol masculino en la familia y sociedad, y aprenderá a desarrollar una sana actitud ante la mujer. La niña por su parte, aprenderá del padre las diferencias entre los rasgos masculinos y femeninos, consolidando, valorando y gozando su propia feminidad.
Así como el Hijo de Dios recibía todo el amor, respaldo y protección del Padre celestial, así todo hijo necesita de su padre:

Palabra de afirmación: No dude en decirles palabras como ¡Hijo te amo!…
 Tiempo de calidad: Que se dé el tiempo de mirarlo a los ojos y escucharlo.
 Tiempo de esparcimiento: Una hora puede parecer poco, pero con los afanes de la vida, dedicarle una hora para salir o hacer alguna actividad juntos no tiene precio…
 Entregar valores: Que les transmita valores y principios siendo ejemplo en todo.
 Conocimiento de Dios: Que sea un padre que le enseña a conocer a Dios y le ayude a crear el habito de orar transmitiendo el deseo de amar y practicar lo que la biblia enseña.
Esta tarea no es fácil, ni mucho menos imposible, con la ayuda del Padre de misericordia Dios de toda consolación, la tarea se podrá lograr y hará que esta tarea se cumpla.
¡Ánimo, aunque esta tarea es difícil, no es imposible, pues al padre y madre que dispone su corazón para ver la gloria de Dios, Él mismo como Padre de todos, les ayudará, les sustentará y les hará ver cómo lo imposible se hace realidad!
Algunos datos de los padres en chile, según Adimark.
 El promedio de edad de los Padres chilenos es de 50 años.
 Solo un 39% de los Padres hace algún deporte.
 2 de cada tres padres viven con sus hijos.
 El 70% de los Padres dice ser Feliz.
 Solo el 28% plancha su propia ropa
 Solo un 32% cocina
 El 77% de los papas es seco para los asados.
 Un 84 % saca la basura.
 El 81% ocupa su tiempo mirando televisión
 El 46% hace reparaciones en el hogar
 Solo un 29% hace siesta.
 El 40% de los padres fuma.
 El 73% de los padres consuma bebidas alcohólicas.
 El 33% de los Padres fumo marihuana.
 El 43 % consume comida rápida.
 El 80% de los Padres celebra el día de la Madre, la reina del hogar…

Que Dios bendiga a cada padre, que en su gracia el ejemplo que Dios nos da cada día como hombre sirva de modelo para ser un buen padre…

http://rescate316.org

Pin It

Los Comentarios están Cerrados